martes, 29 de julio de 2014

Ñoquis del 29







Los ñoquis o gnocchi son un tipo de pasta italiana, que por supuesto los argentinos hemos adoptado. Generalmente cuando nos referimos a ñoquis, son de papa (patata), pero pueden ser de calabaza, espinacas, zanahorias, ricotta, sémola, maicena …

¿Por qué del 29? … bueno es una tradición que recuerdo desde siempre. Los ñoquis son un plato barato de hacer, y el día 29 de cada mes es un día del calendario donde el dinero en nuestros bolsillos no sobra. La tradición dice que si colocas un billete bajo el plato, te dará suerte.


También hay otra historia en wikipedia que dice así ....


“ … La tradición de servir ñoquis los días 29 nace de una leyenda que se remonta al siglo VIII. Vivía entonces en Nicosia (Asia Mayor) un joven médico llamado Pantaleón, quien, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia. Allí practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado. Cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos, éstos lo invitaron a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. La profecía se cumplió y otros muchos milagros. San Pantaleón fue consagrado -a la par de San Marcos- patrono de Venecia. Aquel episodio ocurrió un 29 de julio, por tal razón se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis. El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas..... “ Ñoquis

Pero esto es la tradición, en realidad se comen cuando apetece, y sin billete.


Recuerdo a la “tata”(abuela) de mi marido, haciéndolos algún que otro domingo. Se levantaba no sé a qué hora, y sobre las 11 de la mañana ya los tenía listos para el hervor sobre la mesada (encimera), una exageración de ñoquis, los hacía con tanto amor que ese amor se notaba en la cantidad de ñoquis! Sabía que todo el mundo dejaba el plato limpio, yo especialmente, si había ñoquis, no comía el segundo plato, y comía doble ración de ñoquis.


Este es uno de esos platos ideales para que los niños ayuden (y algún mayor también). Les encanta armarlos!


Vamos a ello ...

Para 4 platos generosos, para 6 decentes o para 8 si hay 2do plato … vas a necesitar, poca cosa …

  • 500 grs de papas (patatas)
  • una tarrina de ricotta o queso de burgos
  • harina
  • Para condimentar (sazonar, aderezar) el puré de patatas: aceite, sal, nuez moscada
Utensillos … para el armado de los ñoquis uso una especie de tablilla con ranuras, que no es necesaria, se puede reemplazar por un tenedor, incluso con los dedos.






(los ñoquis originales son de harina, 1 huevo, y puré de papas, le he puesto queso de burgos para variar)


  • Primero haces el puré de papas, para ello pon a hervir las papas, sin pelar, en una olla con agua. Te darás cuenta si están listas, cuando al introducir el tenedor en la papa notas que ya está blanda.


  • Cuando llegues a este punto, cuela el agua, y deja enfriar. Pela las papas y písalas. Adicionalmente, como no tengo prensapuré, para que quede más fino, lo he pasado por el colador así:







  • Condimenta el puré, con aceite de oliva (u otro, o mantequilla), sal y nuez moscada.
  • Añade la ricotta o el queso de burgos.



Oye! No te olvides de poner a hervir el agua! .. pon a hervir agua como con cualquier pasta, la olla debe de tener sufiente agua como para que los ñoquis estén “cómodos” en ella … si tienes hervidor de agua ganarás tiempo.



  • Ahora mide más o menos, la misma cantidad de puré con la misma cantidad de harina. Esto es más o menos a ojo, ve armando la masa, si ves que se forma con menos harina sin pegarse, mejor, se trata de no poner tanta harina.



Una vez logrado el bollo ...



  • Comienza a cortar la masa en porciones pequeñas para hacer “choricitos”, como con la plastilina en el jardín de infantes! Esta es la parte divertida …
     

  • Una vez que tengas los “choricitos”, cortalos en porciones pequeñas, aproximadamente de 1cm de longitud. No los hagas muy grandes porque luego quedarán muy pesados. 


    Muchos llegan a este punto y los llevan al agua, sin formar. Pero a mi me gusta formarlos porque queda un huequito que los hacen más livianos, y la salsa se puede meter por dentro.  

  • Para el formado, hazlo con la tablilla ....   



 ... con el tenedor ..
  •  

    ... también te lo enseñan en el Padrino III con los dedos...

     

     Cuando los tengas listos ....

…. al agua pato! … Es conveniente que los vayas haciendo en varias tandas, para que no se peguen.



Cuando suban, los dejas un min y ya estarán listos.







Personalmente me gusta terminar de hacerlos sobre su salsa, y no colocarles la salsa por encima cuando están servidos en el plato. Así pues del agua a la salsa con la espumadera.

La salsa puede ser la que más te guste. Hice una salsa con varias verduras rehogadas y luego les añadí tomate natural triturado … las verduras bien picaditas para que no haya quejas en la mesa, ya sabes, ¿qué es esto? ¿berenjena?, ¡qué asco! … este tipo de comentarios ;)

Se pueden servir simplemente con salsa de tomate y cebolla, o con crema (nata), queso rallado por encima y listo.

Espero que te guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada